La historia de la foto con fantasma que mostramos hoy es de esas que son tan simples que aterran de verdad. Tras hacerse accidentalmente un selfie con un fantasma, una madre descubrió que su casa actual solía ser un crematorio.

La imagen, que fue publicado en Reddit por el usuario dvac23, muestra a una madre y su hija haciendo un selfie rápido e improvisado en la sala de estar de su nueva casa.  Según cuenta el post original, las dos estaban solas en ese momento. La imagen, sin embargo, muestra una tercera figura en la escena. Parece como una niña flotando a través de la habitación. Su cara está algo deformada y al ampliar la foto da la impresión de que está tratando de salir también en la foto.

Descubre la historia de su casa tras un selfie con un fantasma

Aterrados por el descubrimiento, los nuevos dueños de la casa hicieron un poco de investigación y descubrieron que la casa de sus sueños había sido un crematorio en pleno funcionamiento. Y, claro, sospechan que quizá ese no sea el único fantasma que habite su nuevo hogar.

Por supuesto, lo primero que pensé es que la imagen está convenientemente encuadrada para que el fantasma salga perfectamente. No tiene explicación que al hacerte un selfie, aunque sea improvisado y a prisa, dejes tanto hueco a un lado de la foto. Lo suficiente para que aparezca otra imagen más. Ellos dicen que la imagen es en realidad mucho más grande, y esta que vemos es una copia digital del original impreso y que, en realidad, la han recortado para que se viera sólo la parte interesante.

Según cuenta el usuario dvac23 en Reddit, la familia incluso llamó a un equipo de investigación paranormal local después de hacer la foto, aunque admiten que el equipo no aportó ninguna ayuda real al suceso.

Por desgracia, y a pesar de que el usuario dvac23 prometió dar más datos y subir la imagen con mejor calidad y completa, no se ha actualizado el post desde hace un año. Así que seguiremos con la duda de lo que puede ser en realidad este selfie con un fantasma.

Compartir
Soy un escéptico, no puedo evitarlo. Me encantaría creer en lo paranormal, en los OVNIS, en todos esos misterios que tanto me fascinan... pero no.