Scotty Denton decidió ir al parque a jugar con sus hijas, cuando se encontró con que uno de los columpios estaba balanceándose sin motivo. Según cuenta en el propio vídeo, no había viento ni nadie alrededor que pudiera mover este columpio fantasma.

El vídeo se ha hecho viral y tiene ya millones de visitas entre Facebook y Youtube… y es impresionante porque sólo se trata de un columpio moviéndose con el viento.

Mira el cielo, es un día nuboso, parece a punto de llover. Hay muchas posibilidades de que en realidad hubiera bastante viento. Es más, mira los árboles, aparecen muy rápido porque justo donde enfoca los columpios no se hay, pero cuando se ven se pueden ver las ramas moviéndose.

Y bastante. Así que aunque repita sin parar que no hay viento, personalmente  no me lo creo.

¿Y por qué se mueve tanto mientras los otros están más quietos? Todos es cuestión de tamaño y su resistencia al viento. El columpio que se mueve es el único que tiene respaldo, por lo que ofrece una mayor resistencia al viento y tenderá a moverse antes que los otros, y con más fuerza. Seguro que si hubiera otro con el mismo respaldo estaría moviéndose de la misma forma.

En fin, se ha vuelto viral un vídeo de un columpio moviéndose por el viento…

No es el único caso de columpio fantasma

Hay varios por youtube. Y bastante más interesantes que este. Mirad éste de hace más de 8 años ocurrido en Firmat, Argentina:

Mucho más interesante. Los tres columpios son exactamente iguales. No hay viento. Hay mucha gente alrededor viendo el fenómeno. Y sólo se mueve uno. Y muchísimo, mientras los otros permanecen estáticos. Eso sí que es un buen vídeo de columpio fantasma.

Otro parecido:

O este de Singapur:

Por supuesto todos tienen una explicación más mundana: columpio mal construido que tiende a balancearse a poco viento que haya por su mala distribución del peso, viento demasiado fuerte justo en esa zona o simplemente alguien lo movió antes de empezar a filmar.

Compartir
Soy un escéptico, no puedo evitarlo. Me encantaría creer en lo paranormal, en los OVNIS, en todos esos misterios que tanto me fascinan... pero no.