En octubre de este año 2015, en diferentes partes de China multitud de personas fueron testigos de un misterioso fenómeno que parace sacado de una película de ciencia ficción: al levantar la vista al cielo durante el atardecer vieron aparecer una misteriosa ciudad fantasma flotante.

Según la web Mysterious Universe este insólito fenómeno fue grabado en vídeo el 7 de octubre por un vecino de la ciudad Foshan, en provincia meridional de Cantón. La gigantesca ciudad fantasma flotante llena de rascacielos se vio claramente durante unos minutos. Después desapareció sin rastro.

No es la única ciudad fantasma flotante que se ha visto

Unos días más tarde, el 12 de octubre, apareció otra ciudad fantasma diferente, con su propio paisaje arquitectónico, en el cielo en la provincia de Jiangxi. Los testigos pudieron verla con claridad durante 30 minutos antes de desvanecerse, lo que permitió captar esta fotografía.

ciudad fantasma flotante

El siguiente vídeo es de Junio de 2015:

Y en 2011 otra ciudad fantasma flotante se vio flotando sobre el río en Huanshan al atardecer.

ciudad fantasma flotante

Obviamente el fenómeno ha generado un gran interés entre los apasionados a la ciencia ficción y lo paranormal, pero como cualquier otro misterio todo el mundo tiene su propia hipótesis.

¿Qué son estas ciudades fantasmas?

Los más racionales tachan al fenómeno de simples espejismos, algún tipo de Fata Morgana o refracción de la luz en las nubes. Un simple reflejo de la misma ciudad o alguna cercana. Personalmente creo que es la explicación más acertada.

Sin embargo, los partidarios de la teoría de la conspiración lo han relacionado rápidamente con el famoso Blue Beam Project (Proyecto Rayo Azul). Se supone que los conspiradores del nuevo orden mundial tienen acceso a tecnología capaz de hacer holografías hiperrealistas a gran escala y lo usarán para crear una religión nueva global que les facilite el dominio mundial bajo un sólo gobierno. Y estos casos son una especie de pruebas que van realizando por todo el mundo para comprobar la efectividad de la holografía.