Muchos de los testimonios de fenómenos paranormales parecen ocurrir entre las 3 y las 4 de la mañana. Y muchos relatos de los que han sido testigos de hechos misteriosos recuerdan una misma hora: las 3:33 de la madrugada. A esta hora maldita se la conoce a veces como “la hora del diablo” o el “tiempo muerto”.

Un gran número de testigos de apariciones de fantasmas recuerdan haberlos visto entre las 3 y las 4 de la mañana. Por eso, muchos de los investigadores de lo paranormal eligen esa hora para realizar sus experimentos de psicofonías o similares.

Otros muchos recuerdan la hora exacta como las 3:33 porque se despiertan misteriosamente a esa hora, les llama la atención el número repetido. En esa hora, muchos han despertado y han sentido la terrible sensación de la parálisis del sueño (incapacidad para mover el cuerpo a pesar de estar plenamente consciente).  O incluso han presenciado al hombre del sombrero, una misteriosa presencia que se aparece en los dormitorios de mucha gente de diferentes países y culturas.

También es la hora en la que, estadísticamente, más muertes se producen durante la noche.

3:33 de la madrugada, la hora maldita
3:33 es la hora en la que se ven seres cerca de tu cama

¿Qué tiene de especial la hora 3:33?

Para el mundo del misterio y lo paranormal el simbolismo es bastante claro y lo relacionan con el diablo. 3:33 es obviamente la mitad del archiconocido número de la bestia 666. Pero es que, además, la tradición cristiana mantiene que el Cristo murió a las 15:00, siendo las 3:00 de la mañana el reverso tenebroso de ese momento. De ahí que ocurran la mayoría de los fenómenos paranormales a esa hora. La hora en la que el mundo es más vulnerable a los ataques del diablo y las apariciones fantasmales.

El minuto 33 es un poco la propina de este misterio. Algunos piensan que es sólo un juego de números más, repetir el número 3 tres veces. Otros lo relacionan con los 33 años de la edad de Jesús al morir. Otros hablan de un simple insulto a las trinidad al repetir tres veces el número e incluso buscan la coincidencia con el 666. Hay explicaciones para todos los gustos.

Los que no buscan la explicación misteriosa del asunto concluyen que es una hora propicia para los fallecimientos porque el sistema inmunológico pierde fuerza tras varias horas de sueño. Enfermos, ancianos y niños son vulnerables a la madrugada ya sea por frío o por bajas defensas. Y las 3 de la mañana es una hora habitual para alcanzar un sueño muy profundo del que, si estás enfermo, puede que no te resulte fácil despertar.

Y precisamente este sueño profundo es el que explicaría las extrañas visiones de fantasmas, hombres del sombrero, diablos y similares. Si por cualquier ruido o molestia te despiertas súbitamente a esa hora, al cerebro le cuesta un poco salir de ese estado de sueño profundo. De ahí que puedas sentir esa parálisis del sueño o tener visiones momentáneas.

Y tú ¿Recuerdas haber tenido alguna experiencia a las 3:33?

 

Dejar respuesta